miércoles, 31 de diciembre de 2014

El fin de la vida (online) tal y como la conocemos

Y llegó el 31 de diciembre de 2014 como si fuera una fecha escogida casi al azar en un relato pulp futurista de hace unas décadas. Un relato en el que el autor copiara descaradamente y sin talento premisas al azar de 1984, de George Orwell. Un relato en el que el giro escalofriante es que todo resulta ser verdad.

En apenas unas horas entra en vigor el ya famoso canon AEDE. ¿Qué significa esto? Nadie lo sabe con exactitud porque todavía no hay reglamento que desarrolle la Ley de Propiedad Intelectual. Esto genera una terrible inseguridad jurídica que hace que dentro de unos meses un abogado de CEDRO te pueda mandar una factura astronómica por hacer algo que tú creías legítimo según tu interpretación del artículo 32.2 de la LPI. Suponiendo que fueras consciente de una legislación que se ha intentando hacer a escondidas y de tapadillo y que solo se ha conocido gracias a que, al contrario de lo que ellos mismos y el gobierno creen, los medios agrupados bajo el paraguas AEDE no son los únicos que informan. Visto lo visto, quizá los únicos que informan con independencia y veracidad son  precisamente los que no están en ese lobby que define tan bien el concepto "casta" manejado por Podemos.

Aún no sabemos las consecuencias concretas que traerá el canon AEDE. Quizá ninguna, ahora que se les ha ido la gallina de los huevos de oro. Porque el futuro es incierto, pero el pasado de esta ley ya ha generado un buen reguero de medios, empresas y empleos en la cuneta. El más sonado ha sido, ya se sabe, el cierre de Google News España, la que iba a ser la principal fuente de financiación de esta subvención encubierta a los periódicos amigos. Es la primera vez que el buscador de Mountain View toma una decisión así de drástica en un país que se dice a sí mismo "democrático".  Hay que entrecomillar cuando unas pocas cabeceras periodísticas son las que redactan una ley que las beneficia a cambio de apoyar un gobierno asediado por los casos de corrupción de cara a próximas convocatorias electorales.

Por supuesto, no son los únicos. Planet Ubuntu acaba de anunciar que deja de enlazar medios españoles. Y no sabemos si será suficiente porque, a falta de reglamento, quizá se encuentre con que CEDRO tiene que recaudar también el canon para medios extranjeros que ni saben qué es ni lo van a reclamar jamás. Lo de SGAE se va a quedar en un juego de niños comparado con la opacidad y la apropiación de fondos que va a surgir de este nuevo impuesto revolucionario. También han caído LobbyDigital, Rankr, NiagaRank... Sin mencionar pequeños medios de información cuyo despegue se verá afectado por el hecho de no existir Google News ni otros agregadores, generalistas o especializados, que podrían haberles ayudado a abrirse camino.

Aún queda por saber qué harán otros referentes como Menéame. Parece que están dispuestos a pelear judicialmente, por defender con quijotesco idealismo la libertad de expresión, la libertad de información (no hay que confundirlas), e incluso la libertad de competencia empresarial que desaparece cuando un gobierno legisla a la carta de unas cuantas compañías amigas.

Y según Wert, un ministro que se atreve a llamar en una comunicación "tasa Google" al artículo 32.2 de la LPI dejando claro de qué iba el juego, las redes sociales no están afectadas por la nueva legislación. ¿Mantendrá esa postura ahora que no tiene un Google al que exprimir? Nada en la redacción de la norma impide que un tuitero que se dedica a enlazar noticias se considere agregador, por poner un ejemplo. La inseguridad como marco jurídico será parte de la herencia recibida por quienquiera que ocupe la silla de Mariano Rajoy cuando éste se vaya, esperemos, al final de la legislatura.

Habréis notado que en este post no hay ningún enlace. Este es el futuro de Internet. Porque en España, la Red tal y como la conocíamos ha muerto.

viernes, 19 de diciembre de 2014

El cierre de Google News y la marca España

He encontrado un artículo que se titula: "El desastre la marca España y Google News", no sé si merece la pena seguir. "Corruptocracia", "victoria tonta"... Estos son solo algunos de los epítetos que la prensa internacional le dedica a nuestro gobierno y a los editores de AEDE tras alzarse con el dudoso mérito de ser los primeros en conseguir que Google News cierre en nuestro país.


Por caer, al gobierno español le han caído palos hasta de su diario de cabecera, el Financial Times, en un artículo que solo podéis leer si os registráis. Un columnista de la revista Forbes asegura que el canon AEDE es una muestra de la "ciega incompetencia" del legislador. También arremeten en otro artículo por la manía que Rajoy le tiene a los emprendedores si juzgamos por los hechos, no los discursos.

La calificación del gobierno del PP como "corruptocracia" titula un artículo de Global Voices, si bien fue forjada en castellano por Enrique Dans para referirse a la acción de gobernar a ritmo de lobbys. También señalan con sorna la reacción de los editores ante el cierre de Google News pidiendo ayuda al Ejecutivo. Ahora dicen que los hemos malinterpretado. Ya.

Otra de las revistas fundamentales del sector tecnológico, Wired, empieza su comentario hablando de lo que llaman "Google News bump", el empujón de Google News, ese fenómeno que se percibe en los medidores de tráfico cuando tu noticia entra en la portada del agregador. Algo que demuestra lo beneficiosa que resulta la acción de este tipo de servicios. Lógicamente para eso tu contenido ha de ser de calidad e interesante para el lector. Quizá de ahí vengan muchos de los problemas de AEDE con Google News. En cualquier caso, a la vista de sus propios datos, Wired no puede calificar la victoria de los periódicos tradicionales ni siquiera de pírrica, sino directamente de tonta. Me gusta mucho la conclusión del último párrafo y os la cito así, de gratis. ¡Y traducida!:
La divisa de la publicación online es la atención y la atención en Internet inevitablemente fluye mediante la agregación. Los editores pueden tratar de captar parte de ese flujo creando alternativas a Google News, pero cualquier presa que levanten contra él simplemente no durará. Si en algo es buena Internet como medio es en encontrar formas de sortear obstáculos.
Es una forma elegante de decir que no tienen ni puñetera idea de qué va esto de Internet.

Lo cierto es que internacionalmente también se comenta la caída de tráfico que se percibió desde el primer día de cierre de Google News.  "Cae en picado", dice el titular. Nadie lo entiende.

Mientras tanto, la prensa no es la única encargada de analizar la vergüenza, no sé si ajena o propia, que nos produce a los ciudadanos este canon AEDE y sus consecuencias. La Comisión Europea analiza ya la legalidad o falta de ella de la LPI. ¿Hacemos apuestas de las conclusiones?

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Si tú me dices ven, derogo todo

El trío Los Y Tan Panchos aprovechan el cierre de Google News España para lanzar su nuevo éxito: Si tú me dices ven, derogo todo. Lo presentó José Manuel Soria, guitarra, coros y ministro de Industria. Ahora, después de diez meses mareando la perdiz y sin escuchar a ninguno de los afectados al margen del lobby AEDE, Soria afirma que "siempre se pueden hacer las cosas de otra forma". También dice que "han sido los propios editores los que plantearon una tasa al Gobierno para los enlaces que se hacían directamente a sus portales". Por tanto, "ahora tendrá el propio sector que ver cuál es el impacto en términos reales de no disponer de esa herramienta". Dicho de otra manera: hemos legislado a la medida de unos empresarios, así que si los empresarios cambian de idea, que nos avisen y cambiamos también.


Pero esta canción no es exactamente de amor. Si nos fijamos en toda la jugada, la vicepresidenta y voz cantante, Soraya Sáenz de Santamaría, se dejó querer en un quid pro quo: ella aprobaría el canon a cambio de que los medios de AEDE apoyaran sin rechistar al Gobierno de cara a las próximas elecciones. Ahora el ejecutivo dice que no tomará la iniciativa para retirarlo si no se lo piden antes los editores. Es decir, si AEDE les pide por favor que deroguen la mal llamada "tasa Google", lo harán. Suponemos que entonces ya no les deberán un favor, sino dos.

Sería bonito pensar que, gestiones mafiosas aparte, todos entran en razón y el bolero acaba en felicidad. Pero espérate tú que aún se tratará de un tango. En el primer día sin Google News ya se ha producido una caída notable del tráfico a los medios de noticias, pero por lo que se ve, nadie se lo ha comentado a José Gabriel González, director general de AEDE, que dice que con el cierre del agregador "tendremos más visitas".

Estoy deseando verlo. Reloj, marca las horas.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Google es ETA

Estoy segura de que anoche se barajaba el encabezamiento de este post como titular de primera en varios diarios de AEDE. Como ya sabemos todos, el jueves 11 de diciembre, Google anunciaba el cierre de su servicio Google News en España debido a la aprobación del canon AEDE. En este caso la empresa del buscador era ese comensal que se pide una ensalada y luego le toca pagar a escote la cena en la que los demás se han hinchado a solomillos. Solo que en este caso además no le habían traído la ensalada y los demás asistentes se ponían bordes con él.

Me hubiera gustado mirar por un agujerito las reacciones a la noticia del cierre en todas las direcciones de los medios de AEDE. Los teléfonos debían de estar echando humo. Como algunas cabezas. La prueba es lo rápido que han salido a pedir al Gobierno y la Unión Europea que impidan el cierre del agregador al que iban a sacarle los cuartos. Es su forma de gritar: "¡que no escape!". En el editorial de El Mundo hablan de unanimidad de los medios a favor de la ley Lassalle y del canon AEDE. Ignorando así a los editores de la AEEPP e independientes, que en todo momento se han opuesto. Además, prácticamente acusan al buscador de "obstaculizar el acceso a la información en Internet". Ahora entiendo por qué si pongo "el mundo" en el navegador me sugiere la web de El Mundo Today en lugar del diario de Casimiro García-Abadillo.

En El País intentan ser más conciliadores e instan al Gobierno a negociar. Algo que la Coalición Pro Internet y los usuarios llevamos pidiendo desde que la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual pasó por el consejo de ministros de la mano de Soraya Sáenz de Santamaría. Todavía estamos esperando.

Más divertida si cabe ha sido la reacción del Gobierno. El ministerio de Cultura empezó publicando un comunicado en el que habla del canon por cita nombrándolo "tasa Google". Es como si en tu calle prohibieran aparcar arbitrariamente y a la multa la llamaran "impuesto José Luis", reconociendo que efectivamente van a por ti. En el texto se dice que los usuarios de redes sociales están exentos de su pago, pero seguimos sin una definición legal de redes sociales o de agregadores. Supongo Ricardo Galli y Benjamí Villoslada han ido a comprar sudaderas con capucha para decir que Menéame es una red social.

Después de este comunicado, José Ignacio Wert afirmó a golpe de canutazo que los medios podrán negociar con Google la cantidad que cobrarán por el dichoso canon que, recuerdo, es irrenunciable. Y si no hay acuerdo, la cuantía la fija la Comisión de Propiedad Intelectual. Cómo son estos de Google, que no quieren negociar ni nada.

Sobre las declaraciones de Wert falta saber dos cosas: si tenía permiso de la vicepresidenta y si sabía de qué le estaban hablando.

Como dice Ricardo Galli, el gobierno ha entrado en pánico. Tantos meses sin escuchar a nadie de los que advertían de que se estaban metiendo en un lío épico sin mirar las consecuencias al final nos han llevado a este lío épico en el que nadie conoce las consecuencias.

Entre tanto, quedan dos semanas para que la nueva LPI entre en vigor y seguimos sin reglamento. Es una ley que ahora todas las partes saben que no se puede cumplir, pero para la que no parece que haya marcha atrás. Un embrollo que con el diálogo apropiado se podría haber resuelto allá por junio y que ahora debe solucionarse contra reloj antes del día 16, fecha anunciada para el cierre de Google News España.

Y lo único que nos han dejado claro el Gobierno y el lobby de AEDE es que Google es malo porque les enlaza y que Google es malísimo porque ha decidido dejar de enlazarles. Estamos a un paso de exigir que pidan perdón y entreguen el algoritmo.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Google News España desaparece el 16 de diciembre

De verdad que no sé qué esperaban en AEDE que pasara, pero al final han conseguido lo que esperaban: pegarse un tiro en el pie. Google News España cierra por el motivo que llevamos meses anunciando, por lo que ellos mismos decían que no tenía sentido cobrarles una tasa. El servicio de noticias del buscador de Mountain View no tiene publicidad. Por lo tanto, si el Gobierno pretende cobrarles por una actividad que no genera ingresos, ellos simplemente no llevarán a cabo esa actividad. Bienvenidos al maravilloso mundo de los autónomos en España, por otra parte.
Todos teníamos un mal presentimiento esta vez
¿Y ahora qué? En primer lugar, el canon AEDE se queda sin financiación. A nadie se le ha escapado en ningún momento que la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual tenía por objetivo sacarle los cuartos a Google. Se hablaba de que los editores necesitaban ingresar 100 millones de euros anuales para enjugar sus pérdidas y lo que es seguro es que no es una cantidad que maneje Menéame, por poner el agregador español por excelencia. Entonces, ¿quién paga la fiesta? O bien el artículo 32 de la LPI no llega a entrar en vigor nunca o preparaos para rascaros el bolsillo porque nos va a tocar a todos. A través de nuestros blogs (y os recuerdo el cálculo de 5.000 euros anuales que puede llegar a costarnos la broma) o a cuenta de los presupuestos generales del Estado como ya pasó con el canon de la SGAE. El canon AEDE deja de ser una subvención encubierta para convertirse en una subvención a secas.

También esto es marca España. El mismo día que se aprueba la ley mordaza, las medidas del gobierno de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría vapulean la libertad de información logrando el cierre de una herramienta tan importante. Sé que les encantará el dato: Venezuela tiene Google News. Chine tiene Google News. España no.

Queda la batalla en Europa para que invaliden la chapucera reforma de la LPI por los múltiples defectos de fondo y de forma, por legislar contra la jurisprudencia y las directivas de la Unión. Y en un año la revisión de la también llamada ley Lassalle prevista en la propia reforma aprobada hace unas semanas. Para cuando haya jugado su papel de sobornar a las grandes cabeceras clásicas de cara a las citas electorales del año que viene.

Entre tanto habrá que ver si los directores de los diarios claman por la vuelta del agregador y la derogación del canon por cita antes o después de que se conozca el reglamento con el que se tiene que aplicar. Porque a partir de la semana que viene el ya maltrecho tráfico de los medios AEDE va a darse un batacazo notable. Si esperaban maquillar los números con el sprint final navideño de la lotería y los compendios anuales, que se lo piensen dos veces.

Que pena que no se lo pensaran dos veces antes.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

En ocasiones veo directivos de medios AEDE

¿Os acordáis de cuando dijisteis que ibais a ver El sexto sentido y alguien os dijo que fliparíais porque Bruce Willis está muerto desde el principio? Pues lo mismo me pasa a mí cuando veo los discursos de los jefazos de AEDE. Del optimismo idiota de su libro blanco a cualquier declaración que haga cualquiera de los jefes de cualquiera de sus medios.

No sé si reír o llorar cuando leo que Antonio Fernández-Galiano, presidente de Unidad Editorial (El Mundo, para entendernos) dice sin sonrojo que: "los viejos medios somos referentes, inspiramos confianza e invitamos a la profundidad en la lectura". Lo siento, no os puedo enlazar el artículo donde lo he leído porque estaría quitando el pan de la boca de los hijos de Fernández-Galiano.

Dejemos a parte que este hombre no debe conocer Jot Down para decir que ellos son los paladines de la profundidad literaria.  Su argumento es que las nuevas generaciones nos informamos con "hábitos basados en titulares". Traduzco para los que no estéis muy al día de la batalla del canon AEDE: que Google News, Menéame y demás agregadores no solo les quitan el dinero haciéndoles promoción, sino que además nos hacen tontos a los demás.

No voy a decir que no existe cierta cultura del titular, pero tampoco creo que sea nueva. En todo caso, como la información es más accesible para todo el mundo, crece el número de personas que solo sigue las noticias por titulares, pero no creo que sea así con el porcentaje. No es un fenómeno nuevo: mi abuela se daba por informada con los boletines horarios de Radio 5 y dudo que el señor que hojea el periódico en el bar (sí, el periódico, también El Mundo) profundice en el desarrollo de todas las noticias. Por cierto, echo de menos un canon de lectura a los bares para que CEDRO sea un poquito más SGAE.
En cuanto a la confianza de los medios tradicionales, es un recurso renovable que nadie se está molestando en reponer. Desde la decapitación de varios directores a las órdenes de Soraya Sáenz de Santamaría a las mentiras (sí, mentiras) detectadas en casos como los supuestos escándalos de Tania Sánchez e Íñigo Errejón, los medios tradicionales están dilapidando su crédito y prestigio para agradar al amo como si no hubiera un mañana. Probablemente no lo hay.

Frente a los dinosaurios que piensan que adaptarse a Internet es enchufar un feed de Europa Press, medios nativos digitales han entendido que la Red es un medio con posibilidades a explotar, pero que lo que los ciudadanos demandamos de los periodistas es periodismo.

Y lo que demandan los periodistas de los empresarios para los que trabajan es que hagan bien sus negocios. Sin recortar libertades en las que se basa su trabajo y escuchando a los expertos. El periodismo siembre ha tenido en sus bases el comprobar los datos. Ni AEDE ni el Gobierno han escuchado a otra parte que no sean ellos mismos en todo el proceso de aprobar una tasa al enlace que pone en peligro la propia naturaleza de Internet: el canon AEDE.

Lo malo no es que podamos hablar con los muertos. Lo malo es que no nos escuchan y que no están dispuestos a irse solos. Eso sí da miedo.

martes, 9 de diciembre de 2014

El libro blanco de AEDE no es lo único en blanco

Minipunto para quien haya adivinado que la otra cosa en blanco son sus cerebros. Recogen en media-tics que la semana pasada se presentó el El libro blanco de la prensa 2014 elaborado por AEDE a partir de datos proporcionados por la consultora Deloitte. Me vais a perdonar el escepticismo, pero creo tanto en datos de una consultora como en la opinión de un sastre que me dice que solo la gente inteligente puede ver el traje nuevo que le está confeccionando al emperador. Pero esa es otra cuestión, supongo.

El primer dato que llama la atención del informe es que dicen que el resultado de 2014 son 14,4 millones de euros de ganancias. No está mal para una industria que lloriquea por las pérdidas que les ocasionan los malvados agregadores. Aunque sí, está mal. La deuda acumulada de los años en los que los directivos se dejaban taxis esperándoles en la puerta durante horas hacen que el resultado real sea 20 millones de pérdidas tras el pago de intereses de la deuda acumulada. La culpa, aseguran, es de empresas que seguramente ni existían cuando esa deuda empezó a aparecer en los libros de cuentas de los editores.

Sumémosle a la pérdida económica la caída de difusión. Un 8% menos de alcance respecto a 2013, cuando ya habían perdido más del 10% respecto al año anterior. No hablemos de una bajada mucho más dramática: la de periodistas en las redacciones, cuyos despidos sirven para maquillar algo las cifras en un pan para hoy, hambre para... hoy mismo, un poco más tarde.

Miguel Ormaetxea apunta en su artículo que los medios españoles, mejor dicho, las cabeceras agrupadas en AEDE llevan un retraso notable en la transición al digital. Es curioso que haga la comparación con medios como el grupo alemán Axel Springer, uno de los principales valedores de la versión germana del canon AEDE y también uno de los que se han caído del caballo y que han pedido volver al redil de Google News para impedir un desplome de alcance y por tanto de ingresos.

Mirar las versiones digitales de nuestros medios, de los medios de AEDE es darse cuenta de que tan en blanco como su libro está la hoja de ruta de transición hacia el siglo XXI y la era digital. Con "portales" (sí, portales, hemos vuelto a los 90) que informativamente aportan poco más que un pdf despiezado de la edición  en papel y un chute de Efe y Europa Press y algunos artículos traducidos y reproducidos sin sonrojo ni permiso por los mismos que acusan a quienes les enlazan y referencian de arruinar su negocio.

¿Cuánto habrá costado la elaboración de este libro blanco? Les aseguro que les hubiera salido más barato echar un ojo a este blog y navegar por los enlaces que incluye. Pero que se den prisa porque a partir del uno de enero es posible que tenga que quitarlos todos. Así muere Internet, así se cercena el conocimiento y el progreso. Se preguntan el por qué de la crisis económica de los medios tradicionales. La respuesta es blanca, pero no un libro. Es blanca y en botella.


martes, 2 de diciembre de 2014

Ricardo Galli: "Todavía no sabemos si el #canonAEDE nos afecta"

La gente de Onda CRO le ha dado a Ricardo Galli, creador y socio de Menéame un Premio Provooca y de paso le ha hecho una entrevista. Será por la naturaleza de su plataforma, Ricardo es incapaz de hablar más de 30 segundos sin soltar un titular o varios.

El primero es el que encabeza el post. Dice este hombre que sí es un emprendedor porque no para quieto que 2014 ha sido un año duro, entre otros motivos "por el tema del canon AEDE, que todavía estamos por saber qué haremos y si nos afecta o no".  Se supone que el canon AEDE entra en vigor el 1 de enero de 2015, es decir dentro de menos de un mes, y aún estamos esperando la aparición de un reglamento que lo regule. Empresas que podrían tener que adaptar su producto y su modelo de negocio aún no saben a qué atenerse. Sigo sospechando que porque alguien en el Gobierno se ha dado cuenta de la chapuza que han montado y están tratando de descifrarla y de hacerla viable con un reglamento que por ello será muy difícil de redactar.
La foto es de Jot Down porque, claro, Onda CRO es radio.
Incertidumbre, tan buena para la economía de mercado, es lo que resume la situación de empresas como Menéame: "Hace dos semanas que hablamos los tres socios y no tenemos claro qué hacer. Por ahora hemos decidido que vamos a ver porque todavía no sabemos si el canon AEDE nos afecta y cómo. Todavía no tenemos idea". La idea de sacar la compañía de España no es sencilla y la de cerrar no se plantea, claro. Aunque toca esperar, también barajan tomar la inciativa: "Seguramente analizaremos lo de luchar judicialmente contra esto porque consideramos que este canon AEDE tiene muy poca vida. Este canon va a desaparecer, al menos como está ahora".

En la entrevista también habla Galli de los nuevos proyectos que Menéame tiene en marcha y creo que en todos hay un denominador común: la colaboración con medios de comunicación. Menciona abiertamente Jot Down, pero no me extrañaría que otro fuera eldiario.es o algún otro de la galaxia informativa creada por la explosión de Público.

El modelo de negocio de Menéame sigue basado en la publicidad tradicional online. Cuidan, eso sí, qué tipo de publicidad y procuran minimizarla. Si rentabilizan algo es el gran volumen de páginas vistas del sitio por encima de una sobredosis de posiciones publicitarias: "si empezamos a molestar a los usuarios que son los que aportan contenido a Menéame se van a ir, sería casi como decretar la muerte de Menéame". Recordad estas palabras la próxima vez que entréis en un medio de AEDE.

Y recordad también que podéis escuchar la entrevista completa en el podcast de Onda CRO.

lunes, 1 de diciembre de 2014

¡Tecnofobia!

"Un fantasma recorre Europa...". Y no, no es el comunismo. Ni tan siquiera el pequeño Nicolás. Es la tecnofobia.

El eurotecnopánico, como dice Jeff Jarvis. El artículo que os enlazo así, de gratis, es bastante preclaro en muchos aspectos sobre la ola de puertas en el campo que intentan instalarse por toda Europa en Internet. Perdonad la exageración, pero seguimos gobernados por la gente que quemaba a Miguel Servet o exigía a Galileo que no contradijera a La Biblia.

En su artículo, Jarvis se preocupa por el futuro de una Unión Europea liderada por una Alemania "antiprogreso". No solo por cosas como el canon AEDE, sino por decisiones como el llamado "derecho al olvido". Tema MUY complejo, porque frente a él está también el derecho de todos los demás a recordarte a ti y lo que has hecho. Y vivimos unos tiempos en España en los que no podemos obviar la importancia de esto.

Hay tres fuerzas en movimiento que pueden destruir Internet en su estado actual. Jarvis las identifica como control, proteccionismo y tecnopánico. Los gobiernos no están cómodos con la gente diciendo lo que quiere y quieren controlarla. Lo hemos visto con el caso Snowden, con las leyes mordaza como la española, con distintos cánones o con las grandes corporaciones que tratan de sacar beneficio a costa de romper la neutralidad de la Red.

El canon AEDE navega (o naufraga) entre el control y el proteccionismo. Con él, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría afianza la pleitesía de los medios de AEDE, que conservan cierta hegemonía decadente como gatekeepers de la información para ciertos sectores sociales. Por otra parte, su argumento es que están protegiendo a las empresas editoriales frente al ataque de malvadas corporaciones extranjeras, cosa que no debería hacer mucha gracia a su base liberal de electores y que encima es mentira. En Alemania ya han comprobado que estas maniobras hacen más daño a los medios que el supuesto bien que les genera. Como la destrucción de telares por los obreros en aquella primera revolución industrial.

En este blog ya hemos comentado alguna vez una de las conclusiones de Jarvis en su artículo: el modelo de negocio de publicidad al peso ya no vale. Google ha volcado el tablero y le ha dado valor al rendimiento de un anuncio y a la "calidad" del target y su relación con el anunciante por encima del volumen de piezas publicitarias servidas. Internet es un ecosistema muy joven cuyas normas aún estamos aprendiendo. Seguramente el paradigma propuesto por Google o Facebook tampoco sean los definitivos. El reto está en proponer alternativas, no en impedir que surjan nuevas posibilidades.

El problema con el que se encuentran estas figuras de lo que en Podemos llamarían "la casta" es que Internet, por su propia naturaleza, es ingobernable. No está en ningún sitio físico (no exclusivamente, al menos) como para sujetarla con leyes locales. O la Red es el germen de un poder global o no será posible atarla a ningún poder.  En consecuencia, los que ahora detentan la autoridad a uno u otro nivel caen en el tecnopánico. Y en buena lógica, porque la tecnología sí es su enemiga.

Otra cosa bien distinta es que sea enemiga de los ciudadanos, aunque siga habiendo sectores que se dejen convencer por esos gatekeepers viejunos y sus amos.

Si te ha gustado este post, recuerda: si por los responsables del canon AEDE fuera, no existiría.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Google Contributor: haciendo el trabajo de otros

¡Es el modelo de negocio, estúpido! Ese es el problema de la transición de los medios de comunicación españoles al entorno online. Además de una serie de decisiones muy mal tomadas: cuando empezaron a aparecer las webs de las cabeceras tradicionales, la publicidad en Internet se vendió a precio de saldo, cuando no se regaló directamente como guinda a la venta del espacio en papel. El mercado digital nació depreciado y se optó siempre por valoraciones cuantitativas en lugar de cualitativas dando lugar al lamentable periodismo de clic que llena las cajas de noticias más leídas de pechos femeninos y noticias sorprendentes que a menudo acaban siendo bulos.

El modelo de negocio basado en la publicidad puede tener o no sentido para sostener la industria de la información. Cada vez el "no" gana más peso mientras se lanzan intentos notables de cambiarlo con paywalls, algunos de gran éxito como el del New York Times, mientras otros han acabado como sonoros fracasos. Pequeños medios como eldiario.es han entendido bien la situación y han optado por un espacio mixto entre la publicidad, el paywall y el crowdfunding, confiando en que sus lectores den valor a su producto pero conscientes de la situación económica general. Eso se consigue, entre otras cosas, dejando de lado la ridícula carrera de ver quién lleva antes a portada el teletipo de Europa Press con la última hora.

Mientras tanto, las cabeceras más anquilosadas se inventan el canon AEDE para tratar de enjugar pérdidas debidas a su falta de cintura en lugar de experimentar nuevas vías de ingresos o nuevos modelos. Y entonces aparece Google. No el Google al que quieren exprimir cobrando una tasa por su Google News, sino la empresa del "don't be evil" y la innovación constante, y llega acompañada de una nueva herramienta: Google Contributor.

Los usuarios están hartos de la publicidad de las webs de información: molestos interstitials, desplegables que te hacen errar el tiro del click, incluso anuncios de vídeo con autoplay y audio a todo volumen. Además de los clásicos banners, robapáginas y publicidad contextual, en muchos casos de los adwords del propio Google. Para evitarlos, desarrolladores han inventado aplicaciones como Adblock Plus, que te ahorran la molestia pero condenan a tus páginas favoritas a no generar ingresos por tus visitas, que de hecho les causan gastos.
Los de Madrid lo entenderán: a veces entrar en una web es como intentar pasar por la calle Preciados. (Foto: eldiario.es)
La propuesta de Google Contributor es que los usuarios paguen una pequeña cantidad al mes para que las páginas que funcionan con los ads del gigange de Mountain View no les muestren publicidad. Una especie de cuota de socio para ahorrarte la publicidad y a la vez sostener tus webs favoritas: ellos recaudan la cuota de los usuarios de Contributor y la reparten entre las páginas que visitan en función del número de impresiones.

¿Problemas? Muchos: desde cómo sacar a los usuarios de la cultura del todo gratis al hecho de que hoy por hoy las posiciones publicitarias estarían ocupadas por mensajes de agradecimiento en lugar de dejarse invadir por contenido relevante. De hecho, se supone que la publicidad contextual ya estaba pensada para ser relevante para el usuario, por lo que Contributor, tal y como funciona actualmente, solo cambiaría un contenido en general molesto pero puntualmente interesante por otro en general halagador pero a la larga igual de cansino. Otro problema es que las webs seguirán necesitando muchas impresiones para ganar peso en el reparto del pastel y seguiremos condenados al periodismo de click y de página vista.

Seguramente Google Contributor no será un modelo paradigmático en un futuro cercano, pero, como su propio nombre indica, contribuye a buscar soluciones a un problema que está ahí y que seguirá estando cuando el canon por cita español demuestre ser tan inútil como lo ha sido en otros países europeos donde se ha probado. Porque Contributor es un experimento que busca abrir caminos, no un parche que tapa los ojos de los viejos editores incapaces así de ver más allá de la cuenta de resultados del mes que viene. Es lo que deberían estar desarrollando algunos en lugar de organizar fiestas para el Gobierno al que deberían estar controlando como cuarto poder que algún día fueron, mucho antes de ser solo la cuarta pata del taburete donde se sientan los de siempre.

martes, 25 de noviembre de 2014

¿Quién es quién en el #CanonAEDE? (¡CON GIFS!)

Llevamos nueve meses de la parida del canon AEDE. Aprobado por el poder legislativo español, tan independiente del ejecutivo como los frikis de Sálvame de sus guionistas gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular, parece que hay poco que hacer.

Pero por lo pronto, a punto de entrar en millones de periodos preelectorales, podemos acordarnos de las posturas y acciones de cada uno para poder votar en conciencia. Y como en El blog más caro del mundo tenemos voacación de servicio público, vamos a repasar todos los actores de este drama, en el sentido literal del término. Empecemos por los villanos:

  • AEDE. La Asociación de Editores de Diarios Españoles. No representan a todos, solo a los que mantienen cierta actitud frente a las nuevas tecnologías.

  • Soraya Sáenz de Santamaría. Nueva lideresa del PP. Acapara tantos cargos y poderes que no sabemos de dónde saca el tiempo para que AEDE la lobbytomice. O viceversa.




  • CEOE. Los empresarios fueron uno de los primeros organismos en posicionarse en contra del canon y el primer aliado tradicional del PP en criticar esta iniciativa del Gobierno. Que los conservadores se presenten como liberales y luego ataquen así la libertad de empresa no tiene sentido para nadie.




  • CNMC. Otro de los que deberían ser aliados de un Gobierno del PP y que se enfrentaron en seguida a una ley que ataca a la competencia y de la que ni siquiera les han pedido una valoración previa. Como guardianas de la economía, el mensaje para la iniciativa de Soraya Sánez de Santamaría ha sido claro:




    • Coalición Pro Internet. Varias empresas y medios de comunicación reaccionaron rápido para enfrentarse a la injusticia de la nueva LPI. Porque si algo nos han enseñado los Power Rangers y Dragon Ball es que cuando el enemigo es demasiado poderoso, hay que unirse.

    • Google. En teoría los principales afectados por la nueva LPI, hasta el punto de que aún hay quien llama tasa Google al canon AEDE. Lo cierto es que el gigante de Mountain View ya ha dicho que si le tocan mucho las narices, cerrará Google News, el agregador al que afecta el texto y esperará a la siguiente ocurrencia para sacarles la pasta.






    • Internautas. Los ciudadanos que han logrado enterarse del nuevo canon a pesar del cortafuegos informativo montado por AEDE han reaccionado unánimemente.


    Esperemos que no la líen muy gorda hasta que llegue ese momento.


    viernes, 21 de noviembre de 2014

    Yahoo! huye ante el ambiente hostil antes del #CanonAEDE

    Antes de que empiece el partido oficialmente, el canon AEDE ya se ha marcado el primer tanto. ¿Os acordáis de eso que decía Jeff Jarvis de que la nueva Ley de Propiedad Intelectual crea un ambiente hostil para las iniciativas de Internet en España? Pues Yahoo! esta totalmente de acuerdo. Hasta el punto de que ha decidido desmantelar ya el grueso de su estructura en España, según informa un medio al que le sabe mal que le enlacemos.
    Cuando una empresa tecnológica ve venir las leyes que va a implementar el Gobierno.
    Faltan cifras concretas, pero parece ser que el ajuste afectará a la mayor parte de los 106 trabajadores que la compañía tiene en nuestro país. La empresa está en pérdidas, pero con la aplicación del canon AEDE, tendría que compensar las pérdidas de la mala gestión de los editores tradicionales de periódicos. Lo que viene a ser desvestir a un santo para vestir a otro. Sin ser ellos nada de eso, claro.

    ¿Os imagináis que ahora Yahoo! exigiera una ley para que los medios de comunicación les compensaran por sus malos resultados por considerar que son los malos contenidos que publican otros los que hacen perder valor a su buscador? Un poco de lobby y de comerle la oreja a Soraya Sáenz de Santamaría y podrían conseguirlo.

    lunes, 17 de noviembre de 2014

    El #canonAEDE nos convierte en sospechosos

    Brutal comunicado que han sacado los de Coalición Pro Internet sobre el canon AEDE y la Unión Europea. Ya sabíamos que el gobierno de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría no había comunicado el artículo 32.2 de la Ley de Propiedad Intelectual a Bruselas. Dicho de otra forma, la inclusión del canon AEDE no cumple el reglamento de la Unión Europea que obliga a informar de la nueva legislación nacional a todos los países miembros. Lo peor es que nueve meses después, nuestras queridas autoridades del Partido Popular, siguen sin subsanar el error.
    Para los de opening: que Soraya no solo la ha cagado con el texto de la LPI, también con su gestión frente a la UE.
    Como siempre, el PP niega la mayor y afirma que los trámites se han hecho como es debido. Lamentablemente para ellos, los de la Coalición han estado haciendo sus gestiones por Europa y les consta que no ha habido ninguna comunicación respecto a la LPI desde febrero. La Comisión Europea confirma al respecto que si ha habido cambios respecto al texto que ellos manejan, previo a la inclusión del canon AEDE, a ellos no les han llegado de ninguna forma.

    El "Gobierno serio" de "un país serio" del que siempre habla Rajoy... y cuando digo "siempre" nos referimos al par de veces al año que se asoma algún plasma. El Gobierno, decía, nos ha puesto bajo la lupa de la vicepresidenta de la Unión Europea Neelie Kroes. Su oficina asegura que la UE considera que “preservar una Internet abierta es esencial para la innovación el crecimiento y el empleo”. Algo que, lógicamente, choca con la incorporación del canon por cita. Por ese motivo, el equipo de Kroes asegura que “va a monitorizar este proceso, a la luz de las leyes de la UE”.

    Que alguien les recomiende este blog para ponerse al día.

    viernes, 14 de noviembre de 2014

    Soraya, la reina de corazones

    "¡Que les corten la cabeza!", gritó la vicepresidenta del Reino, Soraya. Estaba iracunda por la visión en algunos pergaminos de críticas hacia su excelso mentor, el emperador de la siesta. Cualquier mancha en las crónicas de su señor podría suponer un obstáculo para su camino hacia el trono.
    Algunos billetes de los que acababa de guardarse, cayeron de la bolsa de uno de los asesores de Soraya mientras trataba de calmarla: "Excelencia, no os indignéis, que eso es de pobres y de perropífanos".
    "¡Que les corten la cabeza!", insistió la pequeña lideresa a pleno pulmón.
    Soraya Sáenz de Santamaría, negoció el rescate de los periódicos con Pedro J. Ramírez.
     Desde que alcanzó la mayoría absoluta, el Partido Popular no está acostumbrado a que le lleven la contraria. Por eso en el Gobierno no podían sentar peor las críticas que llegaban sobre su administración desde medios como El Mundo, El País o La Vanguardia. La solución era sencilla, cargarse a sus directores para que el resto supiera por dónde tienen que pisar. Como hacer eso por decreto ley está feo, Soraya Sáenz de Santamaría decidió usar un método algo más sibilino: si los medios querían el rescate que llevaban años reclamando, tendrían que pagar el precio que ella ya tenía claro que iba a exigir.

    Según destacan en Periodista Digital, Pedro J. Ramírez, Javier Moreno y José Antich dejaron de dirigir sus correspondientes cabeceras apenas días antes de que la vicepresidenta introdujera el canon AEDE en la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual.  Una vez cumplido el trámite, el consejo de ministros recibió el artículo 32.2 de la nueva LPI redactado por la misma AEDE, lo que quizá explique por qué es una chapuza tan grande. También explica por qué tanto José Ignacio Wert como José María Lassalle están desaparecidos en combate en todo lo que se refiere a este nuevo impuesto revolucionario: no saben de qué va. Y quizá sean de esas voces dentro del PP que están en contra de introducirlo.

    A continuación de todo esto, Soraya y Mariano ponen a presidir RTVE al tipo que convirtió Telemadrid en un hazmerreír. A dirigir los informativos de la televisión de todos al director de opinión de La Razón (y todos sabemos qué opinión tiene La Razón, así, en general). Al frente de la filial de la misma RTVE en Cataluña al director de comunicación de su eterna candidata, Alicia Sánchez-Camacho. Y se atreve a crujir a multas a Mediaset y Atresmedia como castigo por los desmanes de Jesús Cintora en Cuatro y Jordi Évole en La Sexta. Quizá de La Sexta en general, porque en Antena 3 se portan mucho mejor.

    Y mientras tanto, siguen terceros en muchas encuestas. Porque las cosas han cambiado. Porque el país de las maravillas se llama ahora Internet y no estamos dispuestos a que nos gobierne alguien que cree que democracia es gritar "¡que les corten la cabeza!" más alto que la oposición. Pero sí estamos dispuestos a gritarlo nosotros.

    jueves, 13 de noviembre de 2014

    Los cambios de AEDE

    Empecemos por la propia asociación de (algunos) editores españoles. Toca rotar la presidencia de turno, que pasa de Luis Enríquez y Vocento a José Luis Sainz, de Prisa. Parece ser que Cebrián pasa del tema y delega en el consejero delegado del grupo.
    Cada vez que enlazáis un medio AEDE, Dios mata un gatito y José Luis Sainz descruza los brazos y hace un ERE.
    ¿Supondrá un cambio de estrategia en cuanto al canon AEDE? Difícilmente. Con el Gobierno negociándoles quitas de deuda con los bancos, Prisa se ha vuelto más sorayista que la propia Soraya Sáenz de Santamaría. Y suponemos que siguen creyendo que el canon es la tabla de salvación para sus maltrechos y torpemente dirigidos negocios. Sainz además no es un tipo fácil, así que podríamos ver incluso como las posiciones se enrocan más todavía.

    Independientemente de todo esto, hemos podido ver en un blog de ABC cómo Pablo García Mexía emitía ciertas tímidas críticas contra el canon AEDE. El boicot a AEDE me impide enlazar el artículo aquí y tampoco es que sea especialmente belicoso. Critica suavemente la irrenunciabilidad y la poca calidad técnica de la Ley de Propiedad Intelectual. En realidad es más anecdótico que otra cosa, fundamentalmente porque sabemos que el grueso de lectores del ABC no está en sus blogs. Ni en su web, ya puestos.

    Mientras tanto, parece que se ha consumado también la salida definitiva de Pedro J. Ramírez de El Mundo, en respuesta a los lloriqueos de su sustituto, Casimiro García-Abadillo.
    Se concluye así con el pago de uno de los peajes exigidos por el Gobierno para la creación del canon AEDE. A cambio de las ayudas oficiales, disfrazadas en este caso de justa compensación, Rajoy y su camarilla de La Moncloa exigen a las cabeceras tradicionales que se estén tranquilitas y que no critiquen más de lo imprescindible para mantener las apariencias.

    La regeneración democrática del PP sigue para bingo.

    miércoles, 12 de noviembre de 2014

    ¡Que vienen los suecos (al #CanonAEDE)!

    Decía mi abuela que todo se pega menos la hermosura. Quizá por eso el parlamentario sueco Niclas Malmberg ha decidido sumarse a la moda de pedirle a Google dinero para arreglar los desajustes de la industria editorial de los medios de comunicación de su país.

    Partamos del hecho de que Malmberg forma parte de algo llamado Consejo Para las Subvenciones a la Prensa. Según la web de este Presstödsnämnden, el objetivo de este órgano es garantizar la pluralidad periodística y subsidia hasta 134 diarios que suman una tirada de más de 673 millones de ejemplares. Una vez más, tenemos al otro lado a un señor preocupado por qué va a pasar con todos estos amanuenses ahora que ha aparecido la imprenta.

    El "impuesto al enlace" que propone Malmberg se basa en el modelo Spotify. Podría haberse basado en el modelo Ikea, puestos a coger otra empresa sueca que no tenga nada que ver. Según él, Spotify paga derechos a los autores cuya música distribuye y Google News debería llegar a acuerdos similares con la industria periodística. ¿Hace falta que subrayemos diferencias? Vamos a limitarnos a la más fundamental: si tú escuchas un disco de ABBA en Spotify, tu relación con ese producto ha acabado (salvo que seas muy fan de ABBA y te lo pongas en bucle). Sin embargo, si tú encuentras una noticia sobre un tema que te interesa gracias a Google News, el siguiente paso es visitar el medio referenciado por el agregador, que podrá desarrollar así su modelo de negocio basado, normalmente, en la publicidad.
    Spotify tampoco está exento de polémicas. En la foto, Taylor Swift explica hasta dónde esta de Spotify.
    Añadamos este modelo de negocio como otra diferencia básica: Spotify tiene publicidad, pero sobre todo gana dinero por suscriptores. Spotify gana dinero por tener las canciones de los músicos que han firmado con su servicio. Google News ni siquiera lleva publicidad. Algunos agregadores sí que la tienen, pero en su caso, venden un servicio de "mapas" en Internet, señales de tráfico que te dirigen a unos medios que a su vez tienen que tener su propio sistema de generar beneficios basado en la venta de información o de usuarios interesados en la información en el caso de modelos basados en la publicidad.

    En definitiva, lo que propone Niclas Malmberg es una vez el resultado de que el legislador no tenga ni idea del campo sobre el que legisla. Seguramente en esta ocasión se quede en ocurrencia y no siga adelante. Los políticos suecos tienen un poquito más de pudor que sus contrapartidas españoles.

    Seguramente estos intentos de réplica del canon AEDE en más países europeos no sirva para nada más que para acelerar el cierre de Google News. El buscador no se va a exponer a crear un precedente en España que acabe por forzarle a pagar a todo aquel que tenga la ideaca de sacarle los cuartos a alguien que lo está haciendo bien en su campo para subvencionar a quién anda totalmente perdido. Si estás perdido, usa el buscador, pero no abuses de él.

    martes, 11 de noviembre de 2014

    Google News, las señales de tráfico de la información

    El caso de Axel Springer ya nos dejó claro que España va por un camino que lleva hacia un precipicio digital con la aprobación del canon AEDE. Pero si la experiencia no es suficiente para los lemmings de la información, los datos siguen siendo claros: más de un tercio del tráfico referido a las webs de información viene de Google, según la compañía de SEO Define Media. Nos guste o no, para la mayor parte de los internautas, el buscador de las letras multicolores es la versión digital de los indicadores de la carretera.
    Usuario de Internet español buscando noticias tras la aprobación del canon AEDE
    Por si hay alguien poco familiarizado con el entorno digital, SEO son las siglas en inglés de optimización para buscadores (Search Engine Optimization). Se trata de una especialidad a caballo entre la programación, la generación de contenidos y el chamanismo que busca que los motores de búsqueda como Google o Bing sitúen nuestras webs por encima de las de nuestros rivales cuando se hace una consulta.

    El SEO o posicionamiento en buscadores ha sido el Santo Grial de los medios de comunicación en la última década (cuando se aburrían de crear usuarios falsos en Menéame para colocar sus noticias en portada). Los medios de comunicación, con el analfabetismo digital de AEDE a la cabeza, han gastado auténticas barbaridades en consultores para que les enseñaran a estructurar su información e incluso a redactar para Google. Si alguna vez has visto un titular "en indio" es que no estaba escrito para que lo leyeran los humanos, sino el robot de Google.

    Parece que el nuevo maná digital en forma de usuarios viene ahora fundamentalmente de las redes sociales. Es cierto que fuentes como Facebook han crecido de forma casi exponencial en los últimos años, pero, curiosamente, esto no ha afectado en absoluto a los distintos servicios de Google como origen de las visitas.
    Gráfica de Parse.ly mostrada en Digiday.com. ¡Qué bonito es citar!
    Los medios AEDE están dispuestos a seguir un órdago que podría hacerles perder un 35% de su tráfico si Google decide cerrar el grifo. Según explican Antonio Delgado y Julio Alonso en eldiario.es, los medios podrían llegar a perder visitas sin por ello perjudicar la generación de contenidos del buscador, aunque decidieran cerrar News.

    Llevamos diciéndolo desde principios de año: alguien no ha hecho los deberes y ha improvisado una ley que acabará por perjudicar a todos y beneficiar a ninguno. Pero para cuando los afectados se den cuenta, quizá sea demasiado tarde.

    jueves, 6 de noviembre de 2014

    Cuando tú vas, yo vuelvo del #CanonAEDE


    ¿Sabes cuando estás entrando en el aparcamiento de la playa por la mañana y ves que en el sentido opuesto no paran de pasar tantos coches como entran? Hay optimistas que creen que les están dejando sitio. Lo demás sabemos que, sencillamente, no hay sitio. La línea que separa el optimismo de la estupidez es casi etérea.

    En España el Gobierno aprueba el canon AEDE cuando ya había editores alemanes arrepintiéndose del pulso contra Google. No fueron los últimos. Ahora el gigante de los medios Axel Springer, editor de Bild y Die Welt, por citar dos cabeceras diarias, reniega también de su enfrentamiento pírrico contra Google. Lo explican sin paliativos: el propio consejero delegado Mathias Doepfner admitía que su compañía se había "sacado a sí misma del mercado" al impedir que Google News la referenciara.

    La ley alemana obligó al buscador a eliminar los fragmentos de contenido de las búsquedas, los famosos "snippets". La caída de difusión sufrida por los medios de Axel Springer fue del 40% en el buscador tradicional y del 80% en Google News. Y recordamos que en España este servicio podría cerrar directamente debido a la LPI.

    Suponemos que nadie con dos dedos de frente creerá que los agregadores van a estar ahí para enjugar casi la mitad de facturación que perderán los medios de información gracias a la nueva Ley de Propiedad Intelectual. Otra cosa es que haya alguien con dos dedos de frente en el Gobierno o al frente de los medios de AEDE.

    miércoles, 5 de noviembre de 2014

    ¿Por qué no nos lanzamos a la calle contra el #CanonAEDE?

    Pueden parecerlo, pero los promotores del canon AEDE no son completamente idiotas. Ni los políticos ni los editores. En primer lugar han sabido controlar bien la información, impidiendo que llegara al gran público por una parte y disfrazándola por otra. Aquello de "tasa Google" no fue un invento casual de un periodista ocurrente: fue lo que en marketing llamarían un naming muy bien pensado para el producto que nos querían vender.

    Las fechas en las que los pasos importantes en el camino legislativo tuvieron lugar tampoco fueron inocentes. Recordamos cómo pasó de tapadillo en verano por el Congreso en una comisión infame, sin tan siquiera pasar por el pleno.

    Por suerte unos cuantos nos empeñamos en hacer ruido y conseguimos que dejaran de engañarnos con lo de "tasa Google" y prendiera "canon AEDE", si bien la url de este blog es testigo de que yo hubiera preferido "canon Soraya" por nuestra omnímoda vicepresidenta del Gobierno que últimamente es el perejil de todas las salsas. Ella fue la que en último término fue quien coló el nuevo impuesto por la puerta de atrás de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual.

    El texto de la LPI es además tan ambiguo y tan chapucero que es difícil explicar a la gente por qué esta reforma es importante y es un atentado contra sus libertades. El propio ministerio no se aclara si las redes sociales están sujetas o no al canon por cita: un día te saca una nota de prensa diciendo que no y al día siguiente sale Wert en Jot Down diciendo que sí. El caso es que a principios de noviembre todavía no se sabe y según el BOE empezaremos a pagarlo el día 1 de enero. ¿Qué? ¿Cuánto? ¿A quién?

    El comodín de Podemos.
    Esto nos lleva a la convicción de muchos de que tan grande chapuza nunca llegará a ser efectiva. Mucho menos cuando ya hay jurisprudencia europea en contra del texto español. Es un error pensar esto porque si algo saben hacer los políticos españoles es bailar durante su legislatura y pasarles el marrón a los siguientes. Si tenemos la suerte de que el PP vuelva a la oposición en las próximas generales, veremos cómo echan en cara al nuevo Gobierno errores de esta reforma suya.

    Por último la desfachatez del rodillo de la mayoría absoluta de Mariano Rajoy y su pandilla. Les da igual todo. Podríamos seguir el ejemplo de Hungría, que reunió miles de personas en su capital para protestar contra un canon sobre el tráfico en Internet. Se sumaría a las huelgas contra la privatización de diversos sectores públicos, contra la reforma laboral, hasta a favor de la República y su escasa repercusión. El Gobierno está convencido de que su futuro depende de organismos internacionales. Y seguramente sea así, aunque sea un futuro laboral en multinacionales, no político al servicio de los ciudadanos.

    Comentaba Toño Fraguas en Lo de las noticias que asistimos a un escenario político en el que parece que veamos el final de un partido en el que ambos equipos se conforman con el empate. Hemos dejado de prestar atención a los grandes partidos porque confiamos en el comodín de Podemos. Pero ni Pablo Iglesias ni su formación se han pronunciado aún sobre el tema del canon AEDE. ¿Por qué? ¿Cuál es su postura sobre la prensa libre? ¿También creen que su destino electoral depende del apoyo de las grandes cabeceras clásicas?

    Alguien va a acabar en la calle por el canon AEDE. Si no son los políticos, seremos nosotros.

    martes, 4 de noviembre de 2014

    Boicot a AEDE

    Estoy bastante de acuerdo con Ricardo Galli cuando dice que no cree en los boicots, sino que prefiere estar lo mejor informados posible. Pero precisamente porque quiero estar lo mejor informada posible, me veo obligada a unirme al boicot a AEDE.

    Tampoco es que les estuviera haciendo mucho gasto, entiéndanme. Hace tiempo que no les enlazo (o casi no les enlazo) aunque en realidad hasta ahora era más por si escapábamos a la trampa de la irrenunciabilidad, para no tener que pagarles a ellos. Por cierto, no está claro: si mis enlaces previos a la aprobación del canon AEDE generan tráfico después, ¿deberé pagar?

    A partir de ahora boicoteo activamente el tráfico hacia los medios AEDE porque si quiero estar bien informada, no puedo alimentar unas cabeceras que aceptan prebendas del Gobierno, que es lo que es esta tasa. Mucho más grave cuando la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, afirma que tiene controlados a todos los diarios. Porque es así, porque a base de salvar a unos del acoso de sus acreedores y de darles combustible con publicidad institucional y cánones, se han convertido en su principal fuente financiera. Y eso es incompatible con la independencia que debemos exigir a los profesionales de la información.
    Fijaos bien en estas cabeceras porque pronto desaparecerán. Al menos de los blogs y redes sociales de la gente de bien.

    Procuro evitar entrar en las grandes cabeceras y por si acaso tengo el plugin para bloquear los medios AEDE. Está disponible para navegadores distintos a Chrome.

    Copio y pego de otros medios como El Chapuzas Informático este pequeño resumen de los motivos para el boicot:
    1. Inseguridad jurídica
    2. Menoscabo de la economía digital y atracción de inversiones a España
    3. Golpe a Google News y Menéame
    4. Porque no se puede subvencionar actividades que no se adaptan al desarrollo tecnológico
    5. Por la ratificación de la compensación por copia privada con cargo a los presupuestos Generales del Estado
    6. Defender la libertad de expresión
    7. Obsolescencia de la normativa

    Y os pego también esta breve pero contundente intervención de Carlos Martínez Gorriarán en el Congreso de los Diputados el día de la votación de la Ley de Propiedad Intelectual a su vuelta del Senado. Prácticamente pone en un discurso estos motivos para el boicot. Hay muchos más y sobre todo muchos más para rechazar la ley. 


    viernes, 31 de octubre de 2014

    La batalla del #CanonAEDE se librará en Europa

    Ya adelantábamos en el último post que la norma del canon AEDE nace muerta por una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de esta misma semana. David Maeztu nos explica en su blog cómo esta sentencia deja en nada la nueva Ley de Propiedad Intelectual en lo que a enlaces y agregadores se refiere. La reforma de la LPI ha sido una pérdida de tiempo y recursos de los españoles cuando todo el mundo sabía que estábamos pendientes de sentencias y legislación europea al respecto de esta materia.

    La sentencia que acaba con el canon por cita parece un deus ex machina, una solución que alguien se saca en el último momento para que no ganen los malos. No lo es. Es solo la confirmación de que el texto es una chapuza garabateada para contentar a un lobby mediático y que nadie ha revisado seriamente, seguramente porque nadie, ni siquiera en el mismo PP, creía en ella.
    Algún día descubriremos que todo este lío del canon AEDE es un guión de Damon Lindelof, el de Perdidos.
    Sin embargo, puede que la batalla española no haya sido más que un preámbulo para una guerra más amplia. El nuevo comisario europeo de Economía Digital, Günther Oettinger ya ha soltado una primera perla antes de jurar el cargo: "si Google coge propiedad intelectual de la UE y trabaja con ella, la UE puede proteger esta propiedad y pedir a Google un pago por ella". Sabiendo que Arias Cañete puede ser comisario de Clima y Energía, nos imaginamos que ya habrá funcionarios tirándose de los pelos por la bocaza de Oettinger.

    jueves, 30 de octubre de 2014

    El día que hicimos el ridículo aprobando el canon AEDE

    Hoy ni se aplica aquello de "así muere la Democracia, con un estruendoso aplauso". El canon AEDE se ha aprobado cuando la mayor parte de los congresistas ni siquiera estaba pendiente del debate y votación de la Ley de Propiedad Intelectual. El ministro de Cultura no tuvo la decencia de personarse en el hemiciclo. El analfabetismo digital de sus señorías no da ni para ser conscientes de la gravedad del tema que se discutía esta mañana en el Congreso. Aunque el pescado estuviera vendido.
    Así se debate una ley fundamental para la libertad de los españoles. En el bar, como todo.
    El público en general aún no es consciente de las consecuencias. En Gizmodo explican el recorte de derechos y libertades que supone esta nueva LPI en general y el canon AEDE en partícular. No son cuestiones baladíes ni cosas que afecten a los frikis de Internet. Si a estas alturas seguimos pensando que lo que afecta a Internet afecta solo a cuatro geeks, nos merecemos que nos legislen unos políticos a los que les viene grande hasta el teletexto.

    Lo más ridículo es que la LPI nace muerta por la jurisprudencia europea. Lo explica David Maeztu en su blog y se refiere a la sentencia del llamado caso BestWater. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea considera que embeber un vídeo que otra persona ha subido a YouTube no es un acto de comunicación pública. Estamos señalando la fuente original, por lo que no se hace una comunicación a un público diferente ni usando una técnica diferente a la original.

    Recuerda Maeztu que el canon AEDE pretende compensar por "la puesta a disposición del público de fragmentos no significativos de contenidos", es decir, por la comunicación pública del contenido de terceros. Pero un agregador normalmente no muestra contenidos que no sean ya accesibles a través de la web, por lo que, según la sentencia BestWater, un agregador no hace una comunicación pública y por tanto estaría exento del pago del canon, tal y como se entiende con la actual redacción de la ley. Os recomiendo que leáis el post de David, donde lo explica todo mucho mejor que yo.

    Mientras tanto, Google lamenta la decisión del Partido Popular de seguir adelante con el canon y afirman que valorarán su siguiente movimiento. Todo apunta a que será cerrar Google News en España, al menos hasta que Bruselas nos dé la colleja y se retire el actual texto. Alguna otra empresa tendrá que hacer también las maletas y luego nos quejaremos de que la industria de Internet no pague impuestos en nuestro país. Ya advertía Jeff Jarvis que esta legislación desanimará profundamente a potenciales inversores.

    Al menos el Gobierno ha sabido escoger la fecha para la votación: vísperas de Halloween y la noche de difuntos. Porque beneficiará a los vampiros chupópteros de AEDE (o eso creen ellos) y porque con ella matan un poquito más la libertad de información en España.

    martes, 28 de octubre de 2014

    El canon AEDE en 13 gifs

    Hay mucha gente que todavía no sabe qué es esto del canon AEDE. Y yo, que soy maja, se lo voy a explicar de la mejor forma del mundo: ¡con gifs! Si para ti las fotos no se mueven, abstente.

    Todo empieza con los periódicos de toda la vida que no saben cómo adaptarse a las nuevas tecnologías.

    WTF?

    Y con un gobierno que no para de dar motivos a la prensa para meterle collejas por algunas cosas.

    Ariquitraun.

    La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría pacta en secreto con los medios un impuesto revolucionario a cambio del apoyo.

    Soraya saluda a un representante de AEDE.

    Y lo mete a la somarda en la reforma de la Ley de Propiedad Intectual.

    Vale, este se parece más a Soraya.

    Este nuevo canon no solo cobra a los agregadores por hacer publicidad a los medios de información.
    Además es irrenunciable.

    El canon AEDE nos lo vamos a comer por un lado o por el otro.

    El canon AEDE recibe críticas de la CEOE, AFI, la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia, de todos los editores que no están agrupados en AEDE...



    Pero el Gobierno quiere el apoyo de los dinosaurios de la comunicación cueste lo que cueste.

    Es superurgente cambiar la ley antes de que Europa nos obligue a cambiarla otra vez.

    La ley sigue adelante. Para evitar la oposición pública, monta un sainete en el Congreso y aprueba el texto en comisión, sin pasar por el pleno y en mitad del verano.



    El texto llega al Senado.



    En el Senado, a las enmiendas totales y parciales del Congreso se suman ahora vetos y enmiendas de toda la oposción. En total más de 200. El Senado solo aprueba cinco modificaciones, todas ellas de carácter técnico, propuestas por el Partido Popular

    Democracia en acción.

    Mientras insisten en que buscan el máximo consenso y diálogo en la tramitación.

    Alberto Casero, del PP, recibiendo a senadores de la oposición (a los miembros de la sociedad civil, ni eso).

    Finalmente la ley recibirá la aprobación definitiva en el Congreso y entrará en vigor en enero de 2015. Esto es lo que cree la gente de AEDE que pasará:



    Pero esto es lo que ocurrirá en realidad:




    Y este es el resumen de todo:

    La chica puede ser esa política que estáis pensando o casi cualquier otro.

    Que pena que se les va a atragantar.